¿El Curetaje dental es doloroso?

La cirugía oral trata lesiones y enfermedades de los dientes, mandíbulas y tejidos blandos (glándulas salivales, encías, labios). Sus intervenciones son extracciones de dientes y raíces, tratamiento de enfermedades de las glándulas salivales, avulsión de muelas del juicio, resecciones, operaciones de quistes, empastes óseos e implantes y curetaje dental. Caries o dientes rotos, los quistes son focos infecciosos y pueden desencadenar otras enfermedades. La clínica cuenta con un quirófano aséptico y las operaciones son realizadas por cirujanos altamente cualificados bajo anestesia local o general.

LEGRADO DENTAL

El legrado dental es una intervención que tiene como objetivo preservar los dientes, a menudo móviles, que han sido afectados por la enfermedad periodontal. Durante la operación, el cirujano dental limpia el periodonto con el mayor cuidado, utilizando curetas específicas, diseñadas para la superficie de los diferentes tipos de dientes.

LEGRADO PERIODONTAL ABIERTO Y CERRADO

El sarro puede acumularse no sólo en la superficie de los dientes, sino también en las bolsas debajo de las encías. Es fácil visualizar las áreas afectadas en las radiografías.

El sarro es un medio muy favorable para las bacterias que generan diversas enfermedades de las encías. El dentado puede tratar y prevenir eficazmente el desarrollo de la gingivitis y el deterioro óseo.

Si se forman bolsas pequeñas, se realiza un legrado cerrado. Este procedimiento consiste en remover completamente el sarro debajo de la encía usando una máquina de ultrasonido.

El legrado abierto se aplica en caso de problemas graves de las encías. Durante este procedimiento quirúrgico, se extraen las encías inflamadas y el tejido óseo infectado. La zona operada se desinfecta con ozono. Si la pérdida de volumen óseo es significativa, se utiliza el sustituto óseo Bio-Oss y una membrana para compensar la ausencia de hueso. Al final de la operación, la herida se cierra con puntos de sutura.

Después de la operación, es muy importante que el paciente sea examinado regularmente. Tiene que volver para una consulta cada 2 a 4 semanas. El procedimiento puede complementarse con la Magnetoterapia Bemer, que mejora la circulación sanguínea, favoreciendo así la cicatrización y la regeneración ósea.

Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Vereiste velden zijn gemarkeerd met *