Cosas a tener en cuenta cuando te comprar un piso

Os detallamos las cosas más importante a tener en cuenta cuando adquieres pisos venta en cualquier punto geográfico de España.

El presupuesto

En primer lugar, se trata de conocer su capacidad financiera. Pascal y Sonia ya han consultado a su banco para saber cuánto pueden prestarles. Esto les permitió tener una opinión, establecer un presupuesto y poder hacer una oferta en caso de un enamoramiento de un apartamento con más serenidad.

Sin embargo, tranquilizados con respecto a su capacidad de endeudamiento, esto no debería de ninguna manera eximirlos de convertirla en una condición precedente para obtener su préstamo bancario. Sólo la emisión de la oferta de préstamo en las condiciones establecidas en el contrato preliminar (importe, tipo de interés y duración) les protegerá realmente en caso de rechazo por parte de su banco. En cuanto a la financiación, siempre es prudente aportar un poco más para cubrir los costes “incidentales” asociados a la compra de la copropiedad: reembolsos prorrateados de gastos, posibles obras o fondos de reserva. Tenga cuidado, los cargos de copropiedad tenderán a aumentar con el paso de los años, es mejor anticipar y adaptar su presupuesto en consecuencia.

Copropiedad

Pascal y Sonia querían consultar a un notario para entender mejor la vida de co-propietario y aprender más sobre el edificio. Es esencial leer las últimas asambleas generales durante al menos tres años. Esto permitió que Pascal y Sonia conocieran las decisiones que se sometieron a votación en años anteriores: las que se adoptaron (para que sepan quién pagará los gastos futuros) y las que se rechazaron (y, por lo tanto, es probable que vuelvan al orden del día el próximo año).

Descubrieron que había procedimientos en curso contra la copropiedad y/o contra ciertos copropietarios por falta de pago de los cargos. Tomaron nota del folleto de mantenimiento del edificio y se tranquilizaron al saber que algunas obras estaban cubiertas por la garantía de diez años. La ley Alur, que entró en vigor en marzo de 2014, garantiza que en el momento de la firma del contrato preliminar, el comprador conocerá el estado preciso de las finanzas del edificio (trámites en curso, presupuesto, impagados…). La misma ley también establece que los condóminos deben dejar de lado las disposiciones especiales para el trabajo en los próximos años.

Labor futura

Pascal y Sonia tienen posibles proyectos de obra: si esto se confirma, deben asegurarse de antemano de que son viables y compatibles con la normativa de copropiedad: abrir los tabiques siempre que estas obras no afecten a las partes comunes del edificio. Si así fuera, tendrían que condicionar su compra al acuerdo previo de la junta general de copropietarios. Lo mismo sucedería con la modificación de las redes de distribución (calefacción, desagüe o suministro de agua) o con el cambio de un velux o de una ventana (si tuvieran que utilizar otros materiales).

Atención, en este caso, también será necesario obtener el acuerdo del ayuntamiento (declaración de obras o licencia de obras). Como comprador, Pascal y Sonia, desconocedoras de las relaciones entre los copropietarios, pueden ser rechazadas por los demás copropietarios la autorización necesaria para llevar a cabo estas obras, por lo que es prudente poner en suspenso el acuerdo previo de la copropiedad y/o del ayuntamiento.

Geef een reactie

Het e-mailadres wordt niet gepubliceerd. Vereiste velden zijn gemarkeerd met *